domingo, enero 09, 2011

Reflexión


Desde que abrí este blog , hace ya casi cinco años, nunca había tardado tantos días en actualizarlo como está ocurriendo en los últimos meses. Éste es un blog temático sobre BDSM en el que pretendo hablar de ese tipo de vida, contar mis experiencias y revelar mis sensaciones. Sin embargo, desde hace algún tiempo considero que ya he dicho prácticamente todo sobre BDSM, no tengo experiencias nuevas y mis sensaciones no son todo lo positivas que me gustaría que fueran. Sé que, en muchas ocasiones, las circunstancias, no porque sean más o menos importantes, sino porque están ahí, impiden que realicemos lo que deseamos o que llevemos el tipo de vida que nos ilusiona. Y la verdad es que en mí han ocurrido demasiadas circunstancias que me han impedido seguir por el camino que me había trazado. A estas alturas y después del tiempo que llevo como esclava, lo normal hubiera sido que fuera ya una esclava total con un sometimiento absoluto. Eso era lo que pretendía, pero no ha sido posible.
Desde hace algún tiempo sé que nunca lo será. Hace poco intenté dar un paso adelante y reavivar mi relación o mi condición de esclava renunciando a cualquier límite, es decir, ser una esclava sin límite alguno, sometida a cualquier práctica o deseo del Amo pero tampoco ha dado resultado. Lo cierto, y me duele mucho decirlo, es que en estos momentos ni soy ni me siento esclava.
Hace unos días recibí una carta de una amiga que también ha sido esclava. Posiblemente, tenía tanta disposición, tantos deseos y tanta ilusión como yo pero su Amo la ha ido relegando poco a poco hasta ignorarla por completo. La ha abandonado. No puedo decir si ha sido culpa de su actitud o de algún problema pero me parece un comportamiento despreciable por parte de su Amo. Ahora, ella se siente una inútil y absolutamente decepcionada.
Por fortuna, mi caso ha sido diferente y nunca he sido objeto de desprecio o de minusvaloración por parte de mi Amo, sino más bien al contrario, siempre ha estado apoyándome, ofreciendose y dándome ánimos en los momentos más bajos. He sido yo la que, por mis circunstancias, he impedido una relación como debía ser y en esas circunstancias y estando a varios centenares de kilómetros de distancia es fácil comprender que una relación de ese tipo no es nada satisfactoria para ningún Amo. Yo lo comprendo.
He estado pensando mucho en cerrar este blog, olvidarme de este tipo de vida y de mi ilusión por llegar al lugar más lejano en ella, pero luego he recapacitado y me he dicho que si en estos años he tenido casi ciento veinte mil visitas es que hay muchas personas que me siguen y que les interesa lo que digo o cómo me van las cosas. Sé que si cerrara el blog perdería a todos los amigos y amigas que he hecho en estos años y que no volvería a saber de ellos; por eso he decidido no cerrarlo y seguir con él al menos durante algún tiempo.
Y quisiera pediros a todos un favor, algo que es importante para mí: Que a pesar de no ser una esclava en activo o a pesar de que pasen semanas y no haya una sola linea nueva, os paséis de vez en cuando por aquí, porque si hay alguna entrada nueva habré tenido la oportunidad de comunicaros algo, contaros alguna experiencia o algún sentimiento pero si entráis y no hay nada nuevo, sabré que seguís estando ahí, que me continuáis considerando como a alguien que ama el BDSM y que no he perdido a ninguno de mis amigos.
Feliz año a todos.

7 Comments:

Blogger minerva said...

No te conozco salvo de que desde hace bastante tiempo sigo tu blog y te rogaría que no pienses en cerrarlo, he aprendido mucho leyéndote y sé que seguiré haciéndolo.

Un beso.

10:30  
Blogger Lord Cypher said...

Querida silvia{T},

conozco de tí por tu amo al cual aprecio y tengo una relación de amistad y estima, aunque ahora se haya mudado y no podamos mantener tanto el contacto.

Sigo tu blog y estoy suscrito y me apenaria que cerrara y con el permiso de tu Amo me gustaria invitarte a un cafe.

Un saludo desde Canarias

21:53  
Blogger akane{T} said...

Querida silvia{T},

Me entristecería mucho si cerraras tu blog, así que te pido que no lo hagas.
Desde que empecé este blog ha sido mi guía, y lo sigue siendo.A través de tus escritos he aprendido mucho, y lo seguiré haciendo.

A pesar de que a veces pasen días y no puedas actualizarlo no te preocupes. Nunca he dejado de entrar, siempre con la ilusión de que hayas escrito algo, y con la convicción de que es un punto de encuentro.

Un beso muy fuerte.

00:21  
Blogger monah said...

Habrá quien, como yo, ya no sea esclavo/a por motivos diferentes a los ejemplos que pones, incluyendo el tuyo, y que sigue visitando los blogs de quien, en algún comento, compartió este estilo de vida... Yo lo sigo haciendo, aunque sea una vez cada tres meses ;P

Cuenta con mi presencia de vez en cuando, y también te pido que no cierres el blog...

Un besazo, y espero que todo te vaya bien

02:17  
Blogger _ka_ said...

Aunque no nos conozcamos, aunque nunca haya dejado un comentario en tu blog, soy tu seguidora desde que lo abriste, practicamente desde el primer post... y seguiré visitandote, cuenta con ello...

Un afectuoso saludo, y porque no, un abrazo

19:25  
Blogger neyla{T} said...

Yo tambien seguire entrando siempre en tu blog, sabes que te aprecio de verdad, y que te entiendo muchisimo porque nuestras circunstancias son muy parecidas.

He tenido mala suerte en el mundo del BDSM, es algo que me dolera siempre,y que no superare nunca.

Un beso y un abrazo.

esclava neyla.

20:23  
Blogger aylin said...

Buenas...te sigo desde hace poco y creo que es mi primer comentario pero...no me gustaría que lo cerraras...te he dado el premio blog con estilo...pásate a recogerlo guapa,espero que te haga ilusión y te anime a continuar...

besito :)

19:13  

Publicar un comentario

<< Home