sábado, mayo 08, 2010

Razones de una decisión


Si cuando respondí por medio de un email al post que había publicado el Amo Tarha en un foro y quedamos en mantener una conversación por medio del Messenger me hubiera topado con uno de esos Amos que lo primero que me hubiera dicho hubiese sido que me desnudara o que pusiera una cámara y me metiera esto y lo otro o me hubiera ordenado lo que es usual que ordenen este tipo de Amos, por desgracia tan abundantes, nunca habría sido esclava. Lo más probable era que a pesar de mi interés y mi deseo no hubiera vuelto a insistir, no se si asustada o asqueada o pensando que el BDSM no era lo que yo había pensado.
En vez de eso, me encontré con un Amo que se comprometió a enseñarme lo que era la sumisión, cómo se practicaba, en qué consistía. Durante semanas estuvimos hablando a diario desde un punto de vista teórico, sin órdenes, sin insultos, sin humillaciones hasta que un día me preguntó si quería ser su sumisa. Y ahí empezó todo.
Quise llegar a ser esclava porque para mí suponía un reto comprobar que había alguien que era capaz de dominarme, de someterme a sus deseos y a su voluntad. También porque me atraía ese tipo de vida y quería gozar de sus sensaciones pero, si bien es verdad que ese era mi deseo, la decisión de hacerlo, de ir adelante y de llegar al máximo posible fue gracias a que supe que se podía someter a una esclava con educación, con elegancia y con respeto. Tambien, por supuesto, con mucha dureza.

3 Comments:

Blogger Tarha said...

Es facil sentirse orgulloso de tener a esta esclava.Preciosa.
Tarha

08:58  
Blogger neyla{T} said...

Ufff!!!, que bello lo que escribes y describes.

Me recuerda la esencia de quien soy en realidad,y las esperanzas ,los sueños y las ilusiones presentes dia a dia a pesar de las dificultades y las tristezas.

neyla{T}

20:30  
Blogger Hardcore said...

:P

22:19  

Publicar un comentario

<< Home