martes, abril 20, 2010

Vivir para ser esclava



Nunca fui una adolescente sumisa ni obediente, ni me conformaba con explicaciones absurdas ni seguía los dictados de los demás sólo porque era lo que estaba bien y lo que se debía hacer.
Nunca había pensado en la sumisión, ni en el sometimiento a otro ni, mucho menos, en el BDSM como práctica puntual y qué decir como forma de vida.
Un día, en el transcurso de una relación sexual, mi compañero comenzó a darme azotes y, sorprendentemente, resultó que me sentí excitada. Más adelante, otro día, me ató y resultó que volví a sentirme excitada y un día posterior, me insultó con frases humillantes que yo misma le había pedido y resultó que, de nuevo, me sentí sobreexcitada.
La relación con mi chico se rompió por circunstancias totalmente ajenas a lo que cuento y después de un par de meses, recordando aquellas prácticas, se me ocurrió buscar en Internet, sólo por curiosidad, algunas páginas de sumisión. Me interesaron más de lo que había creído y seguí buscando y leyendo hasta que un día, después de muchas dudas y titubeos, contesté en un foro a alguien que había escrito un post en su calidad de Amo.
¿Qué lleva a una chica de veintidós años, con toda la vida por delante, terminando la carrera que le va a permitir ejercer la profesión que ha elegido desde pequeña, independiente, excepto económicamente, libre de cualquier atadura o restricción, con un noviazgo recién terminado lo que aún le da más libertad, a someterse a un Amo al que acaba de conocer, hacerlo sin condiciones y sin limitaciones y con el propósito o, al menos, con la intención, de vivir sometida, sin libertad y sin ningún derecho, ser usada de cualquier manera, sobre todo sexual, sin posibilidad de intervenir o de objetar por ese Amo o por quien él decida?
La respuesta en el próximo post.

4 Comments:

Blogger Yo mismo said...

Estoy esperando a saberlo.
Un beso y cuidate.

PD: ¿eres tú la de la foto?

21:20  
Blogger neyla{T} said...

Querida hermana silvia{T}, muchas gracias por otorgarle el premio a "Caricias",significa mucho para mi viniendo de ti, lo agradezco enormemente,(aunque establecí unas normas claras al respecto).

Sobre todo,quiero darte las gracias porque siempre has estado cerca, ayudandome en lo que he necesitado, por tus consejos y por havernos podido animar mutuamente.
Un beso enorme y mucha mucha luz.
neyla{T}

10:22  
Blogger carla said...

yo no las entiendo pero respeto yo en lo personal el amor se da con cariño respeto no con azotes ni humillaciones creo q el placer maximo lo consigue una misma y mi querida silvia se q tienes un buen amo y si algun dia regresara por excitacion como la q me hacia sentir ese amo buscaria uno q me tenga ami sola pero no creo regresar un beso silvia

20:22  
Blogger Tarha said...

Mas alla de la razon y de todo lo establecido.Mas alla de cuando dicta la sociedad esta el verdadero placer,y en el la respuesta.
Tarha

20:55  

Publicar un comentario

<< Home