martes, abril 07, 2009

Soy propiedad de mi Amo


Dentro del BDSM es un axioma que toda esclava es propiedad de su Amo. Sin embargo, tengo la impresión de que en buena parte de las ocasiones eso es una rutina o una formalidad, que se sabe pero sobre la que no se ha recapacitado convenientemente.
Naturalmente, cada esclava tendrá un concepto distinto de lo que es ser propiedad del Amo y según ese concepto que tenga, así habrá consensuado este aspecto con su Señor. Pero una esclava propiedad de un Amo es equivalente a un perro propiedad de un amo o a una mesa propiedad de un amo, es decir, que depende enteramente de él y que no puede hacer nada que no quiera él.
Me pregunto a veces hasta qué punto sería deseable llegar. Por supuesto, cada esclava y cada Amo tendrán su propia respuesta pero pienso que lo deseable sería llegar lo más lejos posible, siempre, desde luego, tras un consenso y mientras dure la relación.
Sé que no es fácil llegar a ese punto y que para ello se necesitaría una entrega mental que no es sencilla de conseguir. Estar mentalmente convencida de que mi Amo es mi propietario en todos los sentidos, tan propietario como si me hubiese comprado en unos grandes almacenes o en una subasta de esclavas, que todos mis actos dependen de su albedrío y que durante las veinticuatro horas del día tan sólo puedo hacer lo que él quiera que haga.
Me pregunto si es posible llegar a un entrenamiento mental de tal calibre, si es posible que una esclava se conciencie de tal forma y que esté convencida, sin ningún atisbo de duda, de que su Amo es también su dueño.

8 Comments:

Blogger Tarha said...

Todo es posible,a todo se puede llegar.Lo que de verdad hemos de preguntarnos es si queremos llegar,si ese lugar es justamente lo que deseabamos o no.
Tarha

01:55  
Blogger jjadde, seda negra de Gor said...

este es eun camino por el que se crece, cediendo epacios, corriendi limites poco a poco...conociendose...


ceder la voluntad..saberse cosa, animal, mascota del Amo..sentirlo y creerlo.....


un beso desde Gor

08:37  
Blogger monah{Rk} said...

Personalmente, me encantaría llegar a tal punto, pero hay que tener en cuenta otra cuestión, cuál es la entrega que desea el Dominante? y digo esto porque sé que no siempre se quiere la responsabilidad de una esclava 24/7...

Un besazo niña

16:02  
Blogger perra said...

Yo creo que sí que se puede lograr, poco a poco con el tiempo pero siempre teniendo en cuenta si es éso lo que queremos, y empiezo a pensar que solo llegaremos a ese punto con el Dominante apropiado, no con tod@s, lo demás es, simplemente, aprendizaje, besos.

20:04  
Blogger LADY_BLUE said...

SI TIENES LA ENTREGA NECESARIA TODO SE DARA, DESDE UN PEQUEÑO DETALLE HASTA TATUARTE SU NOMBRE EN EL ALMA PENSAMIENTO Y TAL VEZ CUERPO EL SABER QUE RESPIRAS GRACIAS A EL, ES UNA DIFICIL DECICION PERO SI ES ALGO Q HAY

07:16  
Blogger Dantonmaltes said...

Yo pienso que la esclavitud es una fantasía como otra cualquiera y que es su grado máximo no se puede conseguir (sin perder la razón, claro). En primer lugar sería necesario buscarle una palabra más adecuada al sentimiento: los esclavos se hacían a la fuerza y era un deseo el ser manumitidos. Muchas veces si no lo hacían es porque en el mudo exterior perecerían ya por viejos. Si en el D/s se pretende la esclavitud de acuerdo a la definición corriente, ésta sería ilegal.
En general cuando leo blogs de sumisas que comentan acerca de la esclavitud, el amo, dueño y señor es una sombra: se habla de él constantemente pero permanece tremendamente impersonal. La aprendiz de esclava ocupa con su deseo intenso todo el espacio haciendo desaparecer al amo. A mí me gusta cuando leo estos comentarios imaginarme a él: su enganchón, su dependencia, su enamoramiento, su miedo a perderla, a romperla. Entonces veo con claridad que por ese otro lado tampoco es posible, que hay que ser muy hijoputa para ser un Dueño.
A mí me simplifica todo mucho verlo desde la perspectiva del enamoramiento. A todos nos ha pasado eso que describes pero, por supuesto, sin las prácticas que lo acompañan: en una se escriben largas cartas de amor en la otra se hacen sesiones (y también se escriben largas cartas).
Sé lo suficiente de la variabilidad de la cabeza humana como para imaginar que en algún lugar alguien habrá logrado hacer realidad el extremo de la fantasía como se contaba en Historia de O. Lo que dudo es que allí habiten la luz y la cordura.
En cualquier caso, saludo la inmensidad del sentimiento sumiso que siempre me ha parecido bastante más complejo que la evidente simplicidad de la dominación.

21:45  
Blogger jjadde, seda negra de Gor said...

lo que pasa...mi estimado Sr DaltonMaltes, es que en los blogs de sumis,,,rara vez el Amo aparece...


parece que solo se deja acarciar por los escritos de su sumi....nada mas...

lo que es muy. muy facil

06:41  
Blogger Dantonmaltes said...

jjade, muy muy interesante lo que comentas. Un gran verdad. Y me pregunto por qué. De ahí mis dudas y la sensación de desproporción.

15:30  

Publicar un comentario

<< Home