viernes, febrero 06, 2009

El lenguaje de los Amos


Existe una persona con la que mantengo un cierto grado de amistad, aunque no sé si es correcto llamar de esa forma a nuestra relación. Es una amistad desarrollada a través del chat y se basa en la afición que ambos tenemos por el BDSM. No conozco su rostro, ni sé la edad que tiene, ni dónde vive o el oficio que desempeña, pero de vez en cuando hablamos de Amos y esclavas, de dominación y sumisión, de este blog, que él sigue con atención, y, en general, de mis vivencias como esclava.
El otro día, sin embargo, mi amigo introdujo una variante en la conversación al preguntarme lo que pensaba acerca de su vinculación con el BDSM, es decir, si creía que era Amo, sumiso o vainilla. La verdad es que nunca había pensado que pudiera ser practicante activo del BDSM, sino más bien alguien interesado en esos temas, pero lo que le respondí fue que de su lenguaje o de su forma de hablar deducía que no era Amo. Mi interlocutor se extrañó de la respuesta que le había dado y me preguntó sobre ese lenguaje que yo atribuía a los Amos, no a todos, por supuesto, pero sí en general.
Se me dirá que cuál es la forma de hablar de un Amo y yo responderé que bastante característica.
Aunque sólo he sido esclava de un Amo, he tenido la oportunidad de hablar con muchos, algo que mi Señor me autoriza a hacer, y prácticamente todos emplean un lenguaje característico. Raro, por no decir inexistente, es el Amo que al hablar con una esclava, en este caso conmigo, no me califica de perrita, de putita o, como mínimo, de esclava. Raro es también aquel que no te habla desde su posición de superioridad, desde su experiencia contrastada o no hace alarde de las esclavas que tiene o ha tenido o que no te pregunta acerca de tu vida sexual, no digo de manera ofensiva, sino sobre las actividades sexuales que se practican con el Amo y con un lenguaje que no se le ocurriría emplear con una chica que no fuese esclava.
No hablo de aquellos Amos sin experiencia y que sólo lo son en su mente o de aquellos otros calificados por muchos como "amitos", cuya primera frase es para ordenarte que te desnudes o que les envíes no sé cuantas fotografías como si realmente fuesen tu propio Amo.
Alguien que no es dominante, por muy entusiasta que sea del BDSM, no pregunta esas cosas, no te llama perra o esclava, incluso aunque sepa que lo eres. Por el contrario,, un Amo nunca se dirigiría a una esclava con los apelativos de cariño, bonita, guapa ni otras lindezas parecidas.

Post Data. Hoy ya sé lo que es mi amigo del chat y la verdad es que no me ha causado una gran sorpresa.

A partir de esta semana inauguro una nueva sección en el blog: es una encuesta sobre temas de BDSM que se irá renovando periódicamente. Quisiera invitar a todos los amigos y amigas y a todos los visitantes del blog a que participaran en la misma como forma de enriquecer este sitio y como método para conocer la opinión mayoritaria de todos.
Desde aquí, las gracias a lilanegra(AMANDA), de quien, sin ella saberlo, he copiado el formato de la encuesta.
Asimismo he puesto música en el blog con una canción que me parece preciosa y que escribió Elvis Presley pensando en que algún día nacería yo.
Ambas novedades están en prueba y espero mejorarlas.

5 Comments:

Blogger Tarha said...

Es normal el acabar con cierto "lenguaje de oficio",es lgo que sucede cuando algo se vive y practica asiduamente.Pero ello jamas a de dar pie ni escudar a la malaeducacion ni a la falta de respeto.
Tarha

01:50  
Blogger maria said...

Pues no estoy demasiado de acuerdo contigo, un Amo es exclusivamente Amo de su sumisa, el resto, sean o no sumisas, son hombres o mujeres con las que tendrá un tratamiento completamente normal. Vamos, que si cualquiera me llama perrita sólo porque yo digo que soy sumisa (de alguien concreto)le mando a freir espárragos.

Un besito, y gracias por hacernos pensar.

23:36  
Blogger SR RATBIKE said...

No. definitivamente no estoy de acuerdo contigo.
Soy un Dominante Old Guard con toda una vida y te aseguro que por mas que sepa que la persona que esta hablando conmigo sea una esclava o una sumisa, no uso jamas un tono condescendiente o tratarla de una forma impropia.
Antes que Dominantes o sumisas somos seres humanos; luego, si la ocasion se da y en una sesion puede que use alguna que otra expresion pero asi en seco..
Nop..
Y te dire algo.. Un Dominante que use una forma de hablar asi.. solo esta protegiendo sus propias inseguridades...

17:36  
Blogger mereditth{LK} said...

Hola silvia, soy sumisa desde hace relativamente poco. Yo también he hablado con Amos, a lo mejor no tantos como tú, y creo que hay de todo. Ahora mismo tengo Amo, y ni mucho menos me llama "perrita", "puta", etc, etc. Conmigo es cariñoso y me dice cosas como las que dices tú que un Amo no llamaría a su sumisa. Eso no quiere decir... que por el mero hecho de llamarte "bonita" vaya a ser más o menos Amo que cualquiera que use otras palabras como "perra". Él sabe como dominarme, sabe como doblegarme aún llamándome "bonita", "cielo", "cariño", etc.

Un saludo y gracias a todos por escribir en estos blogs vuestras opiniones, experiencias y demás. Me ayudan y mucho.

mereditth{LK}

13:04  
Blogger LUMED said...

Siguiendo con los comentarios que te han dejado otras personas, yo tampoco estoy de acuerdo con tu apreciación del lenguaje de los Amos. Yo si que tengo experiencia como Amo y nunca he llamado de esa forma a mis sumisas, porque entre otras cosas no me provoca ningún placer el hacerlo, para mi la D/s es otra cosa, lo que busco en una sumisa es el placer que ella me puede dar, considero a mis sumisas como mis auténticos tesoros ya que me entregan todo su ser y por lo tanto si me apetece llamarlas bonita, preciosa o cualquier lindeza como tu dices, pues lo hago. No participo de ninguna regla, ni sigo ninguna doctrina, las reglas en mis relaciones las marco yo. Pero entiendo y respeto como no podia ser de otra manera cualquier pensamiento o forma de vivir la D/s.
Un saludo.

15:01  

Publicar un comentario

<< Home