martes, abril 01, 2008

esclava vs esclava


Hoy quiero hacer un ejercicio dialéctico y proponer un asunto que para muchos será, como mínimo, controvertido y que para algunos, principalmente para aquellos que no están dentro del mundo BDSM, resultará poco menos que escandaloso. Y es que me propongo hablar de la diferencia entre la esclavitud que existía en África, en América y en Europa durante el siglo XIX y la esclavitud del BDSM. Lo primero que diré es mi propia opinión y según ella, la única diferencia entre las dos es el famoso consenso, palabra mágica que parece cambiarlo todo. Pero, cuidado, que digo consenso y no otra cosa, porque lo de sano y lo de seguro es una solemne tontería. Si en una relación existe consenso entre las dos partes, ésta será obligatoriamente sana y segura y si no lo es, será porque ambas partes así lo han consensuado, en cuyo caso se supone que tienen perfecto derecho a hacer lo que les de la gana y a llevar su relación como quieran.
Por lo demás, ¿que diferencia hay entre las labores de criada de una esclava del siglo XIX y las de una esclava del BDSM? ¿Entre unos azotes y otros, entre unos castigos y otros, entre la falta de libertad o de decisión, entre el control que se ejerce sobre una y sobre la otra, en la humillación a la que se ve sometida aquella y esta, en la obligatoriedad de ser un objeto sexual a disposición del Amo?
Si todo esto y muchas más cosas resultan placenteras para la esclava actual, ¿qué es lo que hace que para todo el mundo sea tan horrible rememorar aquella otra esclavitud?
Lo que dije antes, el consenso, el saber que por muy mal que se pase y por muy mal que vayan las cosas se puede acabar con la relación cuando se quiera.

5 Comments:

Blogger jade{LB} said...

Pues no puedo estar mas de acuerdo en que la unica "diferencia" era precisamente dicho "consenso" y que en la epoca actual aparte de poder salirte de dicha relación cuando se desee, también te metes en una cuando quieres, y en aquella epoca te veías obligada o forzada a ello, lo que me parece terrible la verdad.

Un beso

09:59  
Blogger esclau txispi said...

Me parece, silvia, que hay algo más que el consenso; algo que precisamente da pie a ese consenso y lo mantiene. Creo que en una relación bdsm, al menos en las estables, existe cariño i amor entre Dominante i dominad@, lo que no tiene nada que ver con la esclavitud forzada, ni con las actitudes de Am@ i esclav@ que se derivan de ella.

12:45  
Blogger lilaNegra{AMANDA} said...

Bueno pienso que la dieferencia esta en el consenso nada más entre una y otra esclavitud. ¿Que nos hace parecer horrible esa etapa de la humanidad? Pues creo que es precisamente el que se les consideraba infrahumanos y no solo se disponia de ellos sin su consentimiento, si no que se podia llegar a extremos de quitarles incluso la vida sin que hubiera quien lo tomara a mal.
Ahora no nos engañemos hay muchisima gente que estando fuera de eto e incluso lgunas que practican el BDSM se escandalizan de la esclavitud consensuada en el no consenso. Hay queines no pueden concebir que una como esclav@ o como Propietari@ pueda llegar a "esos Extremos"
Como siempre me encantan tus reflexiones
besos

02:39  
Blogger El Señor de la Mansión said...

La voluntariedad: en una relación D/s, la/el esclava/o se entrega voluntariamente, y lo hace porque su entrega le produce placer (no entiendas solamente placer físico). En la esclavitud real, el esclavo lo es por nacimiento, condición o circunstancias y, por supuesto, en contra de su voluntad.

Los límites: en una relación D/s existen límites. En la otra no.

En todo.

15:27  
Blogger Tarha said...

Pues es facil hallar la diferencia,el libre albedrio,el optar por este estilo de vida.
Es similar a lo que veriamos si comparamos las monjas de hoy con las del siglo XVI,hoy es casi imposible encontrar una que este forzada a ser religiosa,pero hace siglos casi todas estaban contra su voluntad.O con el servicio militar,antes de leva y ahora voluntario.
Una esclava BDSM elige su condicion,la desea y acepta.La esclava clasica,que aun existe,lo es siempre contra su voluntad,
Tarha

03:05  

Publicar un comentario

<< Home