lunes, diciembre 17, 2007

El arte de someter


Me pregunto cómo es posible que una chica que ha sido toda su vida una rebelde, una contestataria, que ha querido tener siempre razón y que ha porfiado por lo que creía verdadero hasta la confrontación, se ha convertido en un ser totalmente sometido a alguien a quien, incluso, ha cedido su cuerpo y su mente, su voluntad, y lo ha aceptado como Amo y Dueño de su persona.
Me encuentro de rodillas y desnuda, de cara a la pared y con las manos en la nuca, pinzada y humillada y me sorprendo al pensar que estoy cumpliendo una orden de un Amo que se haya distante, en una habitación en la que únicamente estoy yo, de forma que podría fingir libremente. La misma extrañeza que podría producir saber que me desplazo a cuatro patas porque me esfuerzo en ser una perra y que trato de hacerlo creyendo que mi Amo se siente satisfecho cuando se lo cuento porque, a pesar de que no me ve, está seguro de mi comportamiento sumiso.
Es entonces cuando surge la pregunta, la necesidad de saber si se ha llegado a esa situación por la habilidad y el conocimiento del Amo, que ha sabido someter a su esclava hasta el punto de haber hecho de ella una simple propiedad o si es que la esclava no era tan fiera y necesitaba ser dominada para reafirmar su personalidad. Una pregunta que para mí tiene una fácil respuesta pero que dejo al criterio de los demás porque todos tendrán sus vivencias y su forma de entener la sumisión.

2 Comments:

Blogger Tarha said...

Mi respuesta.....en La Torre Roja.

04:03  
Blogger luisdlcrz said...

es muy hermoso y exitante , someter mujeres y tratarlas como a esclavas, me gustan estas historias, cuando le dan latigo a una esclava, y son humilladas como a animales.

a mi me gusta hacerlo

escribeme e mail luisdlcrz@yahoo.com

18:38  

Publicar un comentario

<< Home