sábado, septiembre 15, 2007

Suposiciones


Supongamos que una noche decido salir con un grupo de amigos a tomar unas copas por los bares de moda. Supongamos que iniciamos la ronda en uno de los que siempre solemos frecuentar, que allí tomamos el primer cubata y que desde allí, decidimos ir al siguiente lugar. Supongamos que todos tenemos ganas de pasarlo bien, que charlamos animadamente, gastamos bromas, nos reímos y vamos creando un ambiente inmejorable. Supongamos que a la tercera copa me doy cuenta de que en el grupo hay un chico que está como un tren y que decido regalarle una de esas sonrisas que no olvidará en varios meses. Supongamos que se acerca adonde yo estoy y me suelta un cumplido bastante burro que a mí me parece encantador. Supongamos que un rato más tarde conversamos entre sonrisas, miradas que lo dicen todo e insinuaciones vagas. Que de repente me doy cuenta de que su brazo está rodeando mis hombros y que yo, en vez de quitárselo, le muestro una sonrisa bobalicona. Supongamos que después de eso me convence para que dejemos al grupo y nos vayamos a tomar una copa los dos solos. Que me conduce a un bar oscuro y en el que suena una música suave y tranquila. Supongamos también que al cabo de un rato empeiza a toquetearme y que, sorprendentemente, no le digo nada, hasta el punto de que unos minutos más tarde, nos estamos besando sin disimulo en la barra de aquel bar. Supongamos, por qué no, que salimos a la calle con su brazo rodeando mis hombros y con el mío rodeando su cintura, en ocasiones sus caderas, que de vez en cuando nos besamos y que cuando no, nos reímos a pesar del alcohol que llevamos encima. Supongamos que cuando por fin amanece estamos los dos metidos en la misma cama, desnudos y sin apenas haber pegado un ojo. Supongamos que al día siguiente y en un gesto de honradez le cuento a mi Amo el pequeño percance que he tenido, sin darle importancia y como la cosa más tonta del mundo.
La siguiente suposición es la más complicada. ¿Qué se supone que debería hacer mi Amo? ¿Dejarlo pasar con un comentario divertido o castigar mi comportamiento? Y si la respuesta es que debería castigarme, ¿qué clase de castigo? Un castigo leve, uno más severo o debería ponerme el castigo del siglo.

3 Comments:

Blogger Tarha said...

Aveces es mejor quedarnos con las dudas que conocer las certezas.

02:10  
Blogger Soso Caustico said...

Yo diría que es una conducta claramente censurable y, por tanto sujeta a castigo, si tu amo lo considera adecuado.

Por un momento supongamos que tu estás en la posición de tu amo. ¿Qué castigo impondrías?

Por otra parte, si no lo cuentas, en especial si no lo cuentas sabiendo que tu amo puede considerar la conducta censurable, estas cometiendo una falta aún mas grave. Tu eliges.

P.D. Me gusta tu blog ;-)

16:23  
Blogger AMANDA said...

No puedo hacer otra cosa que esbozar una gran sonrisa por el comentario de Tarha. Que listo. Mis respetos y admiración.

02:00  

Publicar un comentario

<< Home