miércoles, julio 04, 2007

En el chat


Abro el messenger espero un par de minutos. Enseguida aparece la señal de que un amo inicia sesión. Entonces, recuerdo que lo había agregado hacía unos días atendiendo su petición. Otra vez aparece la señal.
"Hola"
"Hola", respondo.
"¿Eres esclava?"
"Sí, Señor"
"Yo soy Amo"
"Ya lo veo, Señor"
"¿Y cómo estás, esclava?"
"Estoy bien, Señor, ¿y usted?"
"Yo, también. Dime, esclava, ¿tienes Amo?"
"Sí, Señor, tengo Amo desde hace tiempo"
"No importa, ahora soy yo tu Amo"
"Eso no puede ser, Señor, ya tengo uno"
"¿Te atreves a discutir conmigo?"
"No discuto, Señor. Sólo te digo que ya tengo Amo"
"Desnúdate y ponte de rodillas"
"No puedo"
"Veinte azotes. Ahora tengo que dejarte pero te voy a dar una tarea. Mañana cuando salgas te acercas al primero con quien te cruces en la calle y le dices que le quieres hacer una mamada. Luego, me lo cuentas en un correo".
"Sí, Señor"
Apago la conexión, elimino el contacto, cierro el messenger.

3 Comments:

Blogger Tarha said...

si,algunos parecen de marte.
seño seño.

01:35  
Blogger cristian said...

En mi país ese sería llamado hueón "balsa" , enfermo de "balsa" y , yo agregaría delirante .

20:06  
Blogger Charly said...

Lo que no entiendo es por qué le dijiste "Sí, Señor" al final del todo.

05:20  

Publicar un comentario

<< Home