lunes, enero 22, 2007

Consenso en no consensuar


A raiz de leer un artículo sobre el tema, me he estado preguntando si es razonable para una esclava llegar a consensuar con su Amo una relación no consensuada.
En el siglo XIX, la esclavitud no era consensuada. El amo gozaba de todos los derechos sobre la esclava de modo que, incluso, la vida de esta estaba en sus manos. Matar a un esclavo no era delito o, si lo era, no era, normalmente, perseguido.
En el siglo XXI y en la relación BDSM la esclava mantiene un vínculo consensuado de modo que puede establecer las reglas y los límites que cree oportunos y, sobre todo, puede abandonar esa relación y a su Amo cuando lo desee. Pero un Amo y una esclava tienen todo el derecho del mundo a consensuar una relación en la que nada se consensúe, porque cumpliría fielmente las reglas del BDSM.
Desde mi punto de vista, tal relación representaría el grado más elevado de esclavitud y supongo que la meta deseada para la mayoría de las esclavas. Qué satisfacción mayor puede existir que entregar al Amo el cuerpo y la mente sin restricciones, con todas las consecuencias y hasta el final. Soy consciente de los problemas que tal decisión acarrearía. El primero y más importante, la inseguridad que se cerniría sobre la esclava, y aunque inseguridad puede existir en cualquier relación por muy consensuada que esté, el primer requisito sería una confianza ciega y absoluta en el Amo, de modo que éste garantizase la vida, el bienestar, la salud y la realización como persona de la esclava.
Debo confesar que, aunque utópica, es una posibilidad inmensamente atractiva. Ser la esclava de un Amo sin restricciones, sin límites, las veinticuatro horas del día y sin posibilidad de vuelta atrás salvo, quizá, por incumplimiento de las partes o por decisión del propio Amo, es algo que debe estar en la mente de muchas esclavas. Seguramente si pudiera hacerse como prueba durante una semana o durante un mes, muchas de nosotras nos decidiríamos.

5 Comments:

Blogger stygia{GRV} said...

Solo la confianza consensua lo no consensuado...

Pero hace falta sellar un trato así? Explicitarlo?

Cuando el Sentimiento es tan fuerte, quizás incluso sobra racionalizar, pensar en dar ese paso más, pues ya estás caminando de su mano y a sus pies... y es tan bonito dejarte llevar...

No consensuaré lo no consensuado, simplemente entregaré mis límites... todos...

No lo firmaré con palabras, sino con el Sentimiento... más eterno.

Me alegro mucho de la vuelta de elena{T}, de la alegría altruísta que sientes por entrega a Tu Amo y tu fraternidad con ella.

Sobre tu post a cerca de la cesión... coincido con lo dicho... Y añado algo tan evidente como que es precioso que Tu Señor te ceda, pues simboliza el orgullo hacia una, su satisfacción. Pero lo más bonito es que compruebas que hay algo que jamás podrán ceder de ti... y es tu mente y tu alma, donde siempre sentirás a Tu Señor, el úncio a quien te estás entregando.

A cerca de las secuelas... supongo que no, que nunca vuelves a ser la misma. Pero quizás eso no sea tan malo, aunque parezca muy triste... Evolucionar significa seguir caminando en tu vida... todo cambia... y mejor que luchar contra ello, es dejarnos llevar.

1 besito bonita... Mis respetos a Tu Amo.

13:47  
Blogger silvia {T} said...

Gracias por tu comentario. El que veas mi blog me da animos para seguir escribiendo. La verdad es que estoy de acuerdo con casi todo lo que dices
Un beso

18:52  
Blogger El Pasadizo Oculto said...

Hola Silvia, Buenas Noches,

Si por consenso entendemos un acuerdo tácito que ambos comparten, para crecer en la experiencia de d-s, creo en ese tipo de consenso.

Si es otro significado, en concreto, en el que uno ha de convencer al otro-a de avanzar ó realizar algo en el que uno de ellos cede por temer decepcionar al otro, no, en eso no creo.

O que al menos, con humildad he de decir, a mí casi siempre me ha salido mal.

Estas cosas todos sabemos que admiten matices grises, y que no es blanco y negro.

Me explico : con una experiencia real, y con una determinada sumisa, el "consenso" consistía en que siempre impondría yo el ritmo y el avance de la relación.

Pero luego sentía que había desacuerdo o que no avanzábamos a la velocidad que yo decidía.

Yo decidía, sí, porque eso era lo consensuado.

Pero la realidad es que luego se generaban conflictos porque no era la velocidad adecuada, ó que las expectativas no eran ésas.

Es decir, sí, sí había consenso.
Pero no existía un acuerdo sincero, íntimo.

¿ que por qué ?
Porque no habíamos explorado suficientemente lo que uno esperaba del otro.

Un conocido del ambiente de D-S, un hombre ya mayor, en cierta ocasión me comentó : "Ten más fé en lo que se pacte sin necesidad de palabras que en lo que pactes de antemano".

Durante mucho tiempo dudé de lo que me decía. Más aún, cuando él era en cierto modo un "vainilla" en oculto.

Pero poco a poco lo he ido entendiendo.

Quien consensúa algo de forma sincera, no duda.

Quien consensúa dudando, consigue que al final esas dudas, esos temores, esos miedos rompan el muy fino a veces hilo del acuerdo, del pacto.

Y, precisamente, ¿ no es éso donde a veces reside el encanto, en saber sortear esas dificultades ?

Un respetuoso saludo

El Pasadizo Oculto

22:18  
Blogger Fuego&Pasión said...

Hola,yo voy a ser más escueta. no, no hace falta probar y cuando sientes verdadero amor de esclava hacia la persona que te domina, la confianza es total y te dejas llevar porque no desconfías porque no sientes miedo, sientes pasión en tu corazón y eres consciente de que esa persona no te hará daño, entendiendo daño como algo más allá del bdsm daño psicológico o físico demasiado grande.Cuando amas a tu dueño, tu sueño es ser su esclava y te esfuerzas por llegvarlo a cabo,besos.

20:51  
Blogger silvia {T} said...

Gracias pasadizo oculto: Se lo que quieres decir y estoy de acuerdo en que un consenso impuesto será siempre un fracaso.

Fuego&passion llegar a ese extremo es una meta a la que no quisiera renunciar. Estoy segura de que algún día lo conseguiré. Gracias por tu reflexión

23:09  

Publicar un comentario

<< Home