sábado, enero 13, 2007

Cesión



Una de las cosas que más me han llamado la atención en mi corta experiencia como esclava ha sido el interés de un buen número de amos en conseguir una cesión temporal para poder disponer de mí durante una sesión, durante un día o, incluso, durante un fin de semana. Hasta ahora, mi Amo se ha negado de manera sistemática a esa posibilidad, aduciendo casi siempre que todavía no estoy preparada para dar ese paso, pero sé que muy posiblemente llegará un momento en el que decida cederme o, por lo menos, compartirme, ejerciendo de ese modo su derecho innegable.

En sí no estoy en contra de que una esclava pueda ser cedida y reconozco que puede ser excitante poder tener algún tipo de experiencia con otra persona, que tiene su morbo convertirse, temporalmente, en la esclava de otro amo y que, por si eso fuera poco, es un derecho de los amos conceder ese préstamo, pero lo que verdaderamente me ha llamado la atención ha sido la forma en que una gran mayoría de ellos plantean la cesión.

Y es que un gran porcentaje lo que pretende es una cesión total, para una o varias sesiones reales en las que, por supuesto, se incluye el sexo en sus versiones más degradantes, y ello a los pocos días o, incluso, a las pocas horas de haber conocido a la esclava y sin conocer prácticamente al amo de la esclava. Y yo me pregunto, ¿qué esclava se va a ir con una persona a la que no conoce, con la que a lo sumo ha hablado un par de veces, casi siempre a través de chat, a un lugar, asimismo, desconocido?

Casi ninguno de esos amos se plantea que sería mucho más lógico y mucho más beneficioso para sus intereses ir poco a poco, empezar por charlas o por chats, ir añadiendo a esas charlas algún elemento morboso, continuar con sesiones ciber y no plantearse una cesión real hasta que exista una verdadera posibilidad de conseguirla. Estoy convencida de que la mayoría de los amos no pondrían inconvenientes a ceder a sus esclavas si fuera en esas condiciones y también estoy segura de que muchas esclavas verían con buenos ojos una cesión con esas características.

Claro que hay amos que no están dispuestos a esperar, sin darse cuenta, en muchos casos, que con su método nunca van a alcanzar su objetivo.

3 Comments:

Blogger S.Gaurav said...

En efecto el pseudo-Amo existe en todas sus vertientes y una de sus características básicas es la impaciencia, por no hablar de otras formas.

Estoy completamente de acuerdo en que para entregar a la sumisa total o parcialmente, estando o no presente el Amo y en general en cualquier situación (como exhibición, uso sexual, sometimiento en público) es conveniente que se conozcan las partes, incluso hablaría de que se creara una sana amistad y cierta confianza.

Personalmente aún no he conocido a otra pareja de Amo-sumisa donde existan esos vínculos pero estoy seguro de que existe y de que abre un nuevo mundo de posibilidades que deberían aumentar más la unión.

Por otra parte, Amo y sumisa han de estar muy unidos para llegar a ese nivel, un nivel donde la sumisa se entrega enormemente, y debe sentirse aún más la propiedad de quién la domina. De lo contrario, es que algo falla.


Mis saludos, esclava silvia{T}.

Nos leemos.

00:01  
Blogger silvia {T} said...

Tengo la ilusión y la certeza de llegar algún día a formar parte de esa pareja de la que habla

00:51  
Blogger Su princesa{AJ} said...

Querida silvia{T},

Mi DUEÑO siempre me hablaba de que un dia seria cedida, y yo ponia carita de pena y le decia que aun era pronto.

Llego un momento en que nuestra relacion era tan fuerte como que ser cedida era para mi una manera de demostrar mi devocion a mi AMO, no me importaba a quien seria cedida, no necesitaba a otro dominante... en mi imaginacion no habia otra imagen que la de mi AMO sonriendo orgulloso a su perrita.

Besitos, mi niña

15:09  

Publicar un comentario

<< Home