sábado, diciembre 16, 2006

La ceremonia


Con el mayor cuidado he ido colocando todos los utensilios que voy a necesitar. Tres velas blancas, mi collar, la cadena, una libreta y el contrato que mi Amo ha redactado y que esta sumisa se dispone a firmar.. Luego, para calmar el nerviosismo que siento y que se está incrementando cada minuto que pasa, decido vestirme y permanecer arreglada el tiempo que falta para el inicio de la ceremeonia. Sujeto el cabello con una cinta como se me ha ordenado y me pongo ese vestido blanco, corto y sencillo, cogido en los hombros, que no usaba desde el verano y que será con el que permanezca todo el tiempo. Y cuando acabo, no me queda más que esperar.
Es increíble la sensación que me embarga, mezcla de entusiasmo y miedo, de nerviosismo y calma, de expectación y de felicidad por conseguir por fin aquello por lo que he estado luchando durante los últimos meses.
Por fin, llega la hora. Oigo la voz que me llama y que me conmina a que me ponga de rodillas. Después, esa misma voz me ordena que me presente.
"Soy silvia, sumisa del Señor Tarha"
"¿Y cuál es tu deseo, sumisa silvia?"
"Deseo convertirme en vuestra esclava"
Me pregunta si estoy dispuesta a afrontar el nuevo estado al que voy a acceder, si soy consciente de las consecuencias del paso que voy a dar. Más tarde, cuando he respondido a todas sus preguntas, me ordena encender las velas y disponerlas en triángulo en torno a mí, una a mi espalda y las otras dos a cada lado. Me manda que coja el contrato, me pregunta si lo he leído y si estoy de acuerdo con todos sus puntos y cuando le respondo afirmativamente, me manda que lo bese y que lo firme, que lo deje colocado a mi derecha.
Le toca el turno al diario, me explica lo que pretende que haga con él, me dice que lo bese y que lo ponga en el suelo a mi izquierda. Me ordena coger el collar y apenas puedo hacerlo por el temblor de las manos. Lo beso y me lo pongo. Obedezco y cojo la cadena para engancharla a mi collar y para entregársela a mi Amo, con toda la emoción con que una persona es capaz de hacer algo que es esencial en su vida.
"Aquí tiene a su esclava, mi Amo"
Y el mundo empieza a girar de forma diferente y todos me felicitan y soy consciente de que empieza algo nuevo que hará que cambie mi vida, que ya no soy quien era, que ahora soy esclava.

4 Comments:

Blogger S.Gaurav said...

Del bello ritual del collar...qué recuerdos..mi perra stygia{GRV} lo sabe muy bien :)

Enhorabuena y ahora a esforzarse por ser digna de llevarlo bien firme, día a día en tu entrega por y para él.


Saludos.

S.Gaurav

10:14  
Blogger stygia{GRV} said...

Me uno a las felicitaciones silvia{T} ... por ese momento tan y tan especial en el que, es cierto, el mundo empieza a girar de forma diferente... y es que, el centro pasa a ser más que nunca Tu Señor.

1 besito y mis saludos a Tu Amo.

stygia{GRV}

13:44  
Blogger El Señor de la Mansión said...

Mis felicitaciones también, Silvia, por haber disfrutado de ese momento tan intenso que no olvidarás jamás.
Te deseo lo mejor en esta nueva vida que acabas de iniciar.

16:37  
Blogger silvia {T} said...

Gracias señor gaurav por su comentario y a stygia tambien por el suyo y por la felicitacion de ambos.

Gracias tambien al señor dos. Procuraré cumplir mi papel loejor que sepa.

00:16  

Publicar un comentario

<< Home