miércoles, noviembre 15, 2006

Anónimo


No fue en mi oído donde me lo susurró
sino dentro de mi corazón.
No fue en mis labios donde me besó
sino en lo más profundo de mi alma.
Él me llama esclava,
yo le llamo Amo.

2 Comments:

Blogger Scarlett said...

Y es que sólo si se siente en el alma existe verdadera entrega.Saludos.

16:26  
Blogger silvia {T} said...

Estoy de acuerdo contigo, Scarlett. Gracias por tu comentario.

12:06  

Publicar un comentario

<< Home