jueves, octubre 26, 2006

La prueba


Hoy mi Amo ha querido probarme, saber si puede usarme como esclava, si estoy en condiciones de servirle como tal. Hoy mi Amo ha vuelto a conseguir que su sumisa esté feliz porque, aunque sólo haya sido durante un día, ha hecho que me sienta como una verdadera esclava, la razón principal del esfuerzo de su sumisa.
Hoy mi Amo me ha controlado y me ha sometido mucho más que en cualquier ocasión precedente. Ha controlado mi tiempo y mis movimientos, incluso los más nimios. He tenido que informarle de cada uno de ellos, pedirle permiso para todo lo que fuese a hacer, también para las acciones más íntimas. Hoy, el primer día en el que me he sentido esclava, mi Amo me ha humillado y me ha exhibido, ha ordenado el color de mi ropa, los lugares en los que podía entrar y aquellos en los que no, lo que me estaba permitido beber y el momento en el que podía hacerlo, si debía estar desnuda o vestida. Hoy, también, mi Amo ha estado a punto de castigarme en el único fallo que he tenido en todo el día y si no lo ha hecho ha sido para no estropearme uno de los días más felices que recuerdo.
Por todo ello, quiero dar las gracias a mi Señor y decirle que ahora sé que no rechazaré ser su esclava. Que hoy más que nunca estoy dispuesta a entregarle mi voluntad para que se convierta en el Dueño de mi cuerpo y de mi mente. Sé que habrá problemas, Amo, sé que habrá algún momento en que fracase como sumisa y como esclava, que no sea capaz de superar una prueba, pero será el fallo de una orden o de una prueba concreta y nunca el de una actitud ni el del deseo de un sometimiento para el que no habrá más límites que aquellos en los que usted esté de acuerdo.
Por eso me siento feliz, aunque sé que mañana todo volverá un poco a su cauce, que lo de hoy no ha sido más que una prueba para saber si puede disponer de mí y para que yo conozca hasta dónde llegan mis limitaciones.
Pero ha sido muy hermoso porque me he sentido como todas esas esclavas que manifiestan su satisfacción en servir a sus Amos, porque me he sentido como si yo también fuera una de ellas.

2 Comments:

Blogger Su princesa{AJ} said...

Felicidades, silvia{T}, por un día precioso e inolvidable... y espero que sea el primero de muchos como la esclava que "ya" eres.
Besos y mis respetos a tu AMO.

14:09  
Blogger silvia {T} said...

Gracias por tus deseos. Verdaderamente fue un dia inolvidable

12:42  

Publicar un comentario

<< Home